El PSOE muestra su rechazo a la ratificación del acuerdo comercial agrícola entre la Unión Europea y Marruecos

La secretaria de Agricultura y Pesca de la Comisión Ejecutiva provincial y parlamentaria andaluza, Flor Almón, ha mostrado el rechazo de los socialistas a la ratificación del acuerdo comercial agrícola entre la Unión Europea y Marruecos "debido al gran perjuicio que ocasiona a los agricultores andaluces".
Almón ha apoyado la postura de la Junta, que ha dejado muy claro que este concierto tiene consecuencia "muy negativas" para los productores de nuestra tierra, entre otras razones, por los continuos incumplimientos en todo lo relacionado con los precios de entrada, los contingentes y la normativa de calidad y seguridad alimentaria.

Almón se ha sumado a la petición de la Junta al Gobierno central para que afronte este 'problema' como una 'cuestión de Estado' y defienda los intereses de los agricultores andaluces, "con toda su fuerza" ante las instituciones europeas.

"El Gobierno de España debe velar por los intereses de sus agricultores. Y ser enérgico en mostrar que es contrario a la renovación del acuerdo agrícola entre la UE y Marruecos. Hace falta una estrategia dirigida a la búsqueda de alianzas con otros países de la UE con el objetivo de que triunfe el "no" en la votación", ha argumentado Flor Almón, quien ha indicado que el Grupo Socialista tanto en el Parlamento de Andalucía como en la Eurocámara ya han mostrado su rechazo.

"Tenemos que defender y hacer valer la fortaleza del sector agrario andaluz, en el que provincias como la de Granada, aún en tiempos de crisis económica, tiene unas infraestructuras productivas y comerciales muy competitivas", ha dicho Almón.

"Pero si nuestro Gobierno no es consciente de ello y firma un acuerdo que no respeta los precios de entrada, las cantidades y no exige las normas de calidad que sí cumplen nuestros productos respecto a seguridad alimentaria y de residuos fitosanitarios, corremos el riesgo de acabar con el sector. Y no lo podemos permitir, sobre todo en este tiempo de crisis, en el que la agricultura está sosteniendo gran parte de la economía provincial, generando miles de empleo", ha explicado.

"El acuerdo con Marruecos, además, supone una competencia desleal que en ningún momento es compensada por las autoridades comunitarias. De esta forma se está abriendo una brecha muy peligrosa, que deja en desventaja a nuestros agricultores porque no pueden competir en precios con unos productos marroquíes que no cumplen las normas de calidad y que también son más baratos porque se pagan unos salarios muy inferiores a los de Europa", ha añadido

Ante este panorama, Flor Almón ha abogado por garantizar la reciprocidad en las importaciones y porque los mecanismos de control que aseguren el cumplimiento de contingentes, precios y calendarios funcionen correctamente.

"En 2009 y 2010 se firmaron una serie de documentos por las cuatro comunidades productoras de tomate: Andalucía, Canarias, Valencia y Murcia, en los que se manifestó y trasladó al Ministerio la necesidad de exigir reciprocidad en las condiciones fitosanitarias, sociales y ambientales de producción. También pedían garantizar la calidad y seguridad alimentaria de las mercancías procedentes de terceros países y realizar estudios sobre el potencial productivo de estos países y su impacto en nuestras producciones. Y la especial atención a los calendarios de entrada sin permitir ampliación de cupos", ha indicado Almón.

"Esto es lo que nos exigen nuestros agricultores, lo que el PSOE defiende y lo que Arias Cañete debe defender", ha concluido Almón

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies