La UNED acogió las IX Jornadas de Derechos Humanos e Inmigración

La UNED se convirtió ayer en un Ágora abierta desde la que impulsar la integración de la población inmigrante. La concejala de Inmigración en el Consistorio motrileño, Teresa Morales, aseguró que desde su Área trabajan para mejorar la calidad de vida de los inmigrantes “tanto desde el plano institucional como la faceta humana”. 

Ayer se inauguraron las novenas Jornadas de Derechos Humanos e Inmigración en la UNED. La finalidad de estas Jornadas es evitar que la legislación excepcional de extranjería invada ámbitos propios de la regulación de los derechos humanos apostando por el respeto a los derechos y la dignidad de las personas.

En este sentido, Motril quiere ser un referente para países de la Unión Europea que han tomado medidas controvertidas en materia de inmigración como Italia o Francia y más aún teniendo en cuenta que la ciudad vive en primera persona la situación de muchos inmigrantes que llegan a nuestras costas.

La concejala de Inmigración del Ayuntamiento de Motril, Teresa Morales, quiso destacar en las Jornadas que “es necesario que la población receptora entienda los valores que puede aportarnos la inmigración”. “Desde el Ayuntamiento trabajamos para actuar en la faceta institucional y la solidaria, porque en estos asuntos ambos frentes están estrechamente unidos”.

El foro que debatió el futuro de la población inmigrante en nuestro municipio, contó también con la presencia de José Antonio Caballero, director de las jornadas y de la UNED, el vicepresidente segundo de la Diputación provincial de Granada, Julio Bernardo, Magdalena Sánchez, Delegada provincial de Bienestar e Igualdad Social y Felipe Villa, abogado laborista.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies