‘Quien rompe, paga,’ el Ayuntamiento de Motril presenta una campaña contra los actos vandálicos y a favor de la convivencia

Tras los numerosos actos vandálicos registrados en los últimos meses, el Gobierno municipal pone en marcha una campaña para evitar este tipo de actos deplorables que dañan de forma considerable la imagen de la ciudad con multas que van desde los 300 a los 3.000 euros.

El teniente de alcalde de Gestión de Infraestructuras, Nicolás Navarro, y el concejal de Seguridad, Manuel Ballesteros, han presentado esta campaña municipal contra los actos vandálicos y los que afecten a la convivencia ciudadana.

A este respecto, Nicolás Navarro ha indicado que "es importante hacer un uso responsable de las instalaciones públicas, ya que este tipo de actos que se están llevando a cabo perjudican el bien de todos los ciudadanos, por ello ponemos en marcha una campaña cuyo objetivo es hacer cumplir las ordenanzas municipales y que hechos de este tipo no se vuelvan a producir, ya que además de dañar la imagen de nuestra ciudad suponen un coste económico importante".

Diversos actos vandálicos se han llevado a cabo tales como los cristales de la pasarela de la unión con la Explanadas y la Alcoholera, que prácticamente agreden una vez al mes, el monolito en honor a la Virgen de las Azucenas o el cercado de madera del carril bici, en el que se suman además quema de contenedores y esto supone un gran coste para la ciudad.

Por su parte, Manuel Ballesteros ha anunciado que "para hacer respetar la normal convivencia ciudadana y evitar los actos vandálicos, se interpondrán multas de 300 hasta 3.000 euros, según la gravedad, más los costes del daño causado. Para ello la Policía Local llevará a cabo vigilancias especiales en las que participaran policías vestidos de paisanos".

Asimismo y de forma conjunta el Ayuntamiento de Motril divulga una campaña contra los excrementos de perros que se pueden apreciar en varias calle de la ciudad. Las personas que permitan estos actos tendrán multas de hasta 500 euros al igual que los que pasean con sus perros sin la respectiva correa, o los que permitan que estos beban en las fuentes públicas.

Desde junio de 2011 se han interpuesto un total de 418 denuncias por actos vandálicos y aquellas actuaciones que afectan a la normal convivencia ciudadana.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies