El Ayuntamiento pondrá en marcha el programa ‘Educa en Positivo’

La iniciativa está orientada a padres con hijos de entre 8 a 12 años que a través de sesiones en grupo aprendan a establecer límites y normas para orientar el adecuado comportamiento de sus hijos y generar expectativas de que cooperarán en su cumplimiento.

La concejala de Acción Social del Ayuntamiento de Motril, Ángeles López Cano ha informado acerca del Programa 'Educa en positivo' que pondrá en marcha el área a partir de mediados de abril.

López cano ha señalado que este proyecto nace con el objetivo de apoyar e desarrollo de los niños y jóvenes motrileños a través de la orientación a padres y madres, porque "la familia constituye uno de los contextos más importantes y cruciales en los que se produce el desarrollo humano".

En los últimos años se ha visto cómo los programas de intervención con familias se centran en la familia como un todo. Los contenidos de este programa tienen en cuenta las recomendaciones del Consejo de Europa para el Fomento de la Parentalidad Positiva, por sus efectos beneficiosos para el niño:

Entre otras muchas aspectos, esta iniciativa sienta las bases para que los padres aprendan a proporcionar afecto y apoyo a sus hijos, comprender sus características evolutivas y de comportamiento a una determinada edad, Establecer límites y normas para orientar el adecuado comportamiento de los hijos y generar expectativas de que cooperarán en su cumplimiento, además de Reaccionar ante sus comportamientos inadecuados proporcionando consecuencias y explicaciones coherentes y evitando castigos violentos o desproporcionados

.

De esta manera. Las familias consiguen adquirir unas habilidades que les permitan, por un lado, asumir la importancia de la influencia de los estilos educativos sobre el comportamiento de los hijos e hijas, además de adquirir recursos para el cambio positivo: habilidades de comunicación, en resolución de conflictos así como para el manejo del estrés y control de impulsos.

La edil de Acción social ha explicado que "la metodología de actuación que se propone para el desarrollo de las sesiones es experiencial, participativa, y basada en la dinámica de grupos. El grupo será coordinado por un profesional que adoptará un rol de mediador o facilitador del proceso de construcción de conocimiento".

Según el modelo de mediador, el protagonismo debe recaer en los padres, desde sus ideas, concepciones, prácticas y su forma de ver la realidad familiar. No se trata de desautorizar en ningún momento la voz de los padres sino plantearles voces alternativas y cursos alternativos de actuación que deben salir del grupo o, en todo caso, iniciados o sugeridos por el mediador.

Otra característica fundamental es no dar por sentado que existe un solo modelo de educar sino que hay que ayudar a los padres a encontrar su propio modelo realizando correcciones puntuales al que ya se está utilizando.

Las sesiones trataran sobre autoestima en padres e hijos, habilidades de comunicación y de relación, habilidad para superar conflictos y negociación, establecimiento de límites y normas, premios y castigos, entrenamiento en el manejo del estrés y control de la ansiedad, etc.

López cano ha adelantado que "una vez finalizadas las sesiones, habrá también un programa de intervención grupal con los hijos de los padres participantes".

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies