Más de 3000 escolares motrileños participan en los programas de cooperación y apoyo educativo

Más de 3000 escolares de 13 centros educativos de Motril y anejos participan en los programas educativos de cooperación al aprendizaje, cuyo objetivo es favorecer el rendimiento académico de los alumnos y fomentar la convivencia y participación en el aula.

El concejal de Educación del Ayuntamiento de Motril, José Luis Chica, acompañado por David Rubiño y María del Pilar Robles, coordinadores del programa municipal de apoyo educativo en el medio escolar, han presentado los contenidos de estos seminarios cuyo objetivo es motivar a los alumnos para que mejoren el rendimiento académico, a la par que favorecer el clima de convivencia en las aulas.

Chica ha valorado muy positivamente estas acciones educativas que a través de los seminarios de apoyo al aprendizaje y rendimiento escolar y del programa, 'Educar para la convivencia', inculcan en los alumnos la necesidad de poseer un grado de formación mínimo y una titulación para poder enfrentarse a las demandas, cada vez más exigentes de la sociedad".

David Rubiño ha explicado que los programas de apoyo al rendimiento, se desarrollan "en horario lectivo, horario de tutorías y aula por aula. Hemos detectado que existen una serie de variables que afectan al rendimiento académico de los escolares y que debemos trabajar para evitar el abandono prematuro de las aulas", comentaba Rubiño.

Estas variables son la autoestima, la inteligencia, la motivación y las relaciones sociales, y todas ellas se potencian dentro de los contenidos de los programas.

En este sentido, el programa de apoyo al aprendizaje y rendimiento escolar, imparte contenidos relacionados con la sensibilización y motivación escolar, la búsqueda de equilibrios entre el tiempo de estudio y tiempo para el ocio, conocimiento de técnicas adecuadas de estudio para mejorar el aprendizaje, así como soluciones prácticas a problemas específicos.

A través de 'Educación para la convivencia', los alumnos incorporan a la responsabilidad y disciplina ante el estudio, la necesidad de participar, cooperar y favorecer las relaciones sociales dentro del aula, para crear así un clima agradable y solidario entre los compañeros que haga más llevadero el esfuerzo académico.

"Estos contenidos inciden especialmente en el conocimiento de la cultura de la paz y el conflicto como elementos habituales dentro de la convivencia, que pueden combatirse a través de la comunicación y la mediación, vías alternativas a la resolución de conflictos", concluyó Chica.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies