El Ayuntamiento de Motril distingue a los hermanos Casares por representar el espíritu motrileño, de gente honrada y amable

Estos dos motrileños regentan un quiosco en la Avenida de Salobreña y devolvieron a su propietario una bolsa que había olvidado allí al ir a comprar y que contenía más de 8.000 euros en metálico y cheques al portador.


El alcalde de Motril, Carlos Rojas, ha reconocido esta mañana el gesto de los hermanos Casares, Luis y Francisco, que regentan un quiosco en la Avenida de Salobreña, y que devolvieron a su propietario una que había olvidado allí al ir a comprar, y que contenía más de 8.000 euros en metálico y cheques al portador.

Carlos Rojas ha subrayado que “este es un reconocimiento de la ciudad de Motril a estas dos personas, que representan el espíritu y la forma de ser del motrileño, de gente honrada y amable”.

En concreto, ha sido uno de los hermanos, Luis, quien ha compartido este encuentro con el alcalde, transmitiendo, en nombre también de Francisco, su agradecimiento por este pequeño homenaje, al tiempo que ha incidido en que en ningún momento pensaron en quedarse con el dinero y en que no entienden que la sociedad se sorprenda por esta acción, “ya que esto no es un acto de honradez, sino de sentido común".

Para finalizar, Carlos Rojas ha entregado a los hermanos unos detalles institucionales “como recuerdo material de un hecho que se ha convertido en ejemplo para todos los ciudadanos y que ha dejado más patente aún la calidad humana de dos hermanos que tratan diariamente en su negocio, con decenas de personas”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies