La concejalía de Inmigración clausura el curso de “Iniciación al rumano”

Las clases dieron comienzo el pasado 14 de abril y ha contado con una participación total de 20 personas, en las modalidades de infantil y adultos. Esta actividad se encuadra en el programa “Motril, Ciudad de Integración”.

La concejala de Inmigración del Ayuntamiento de Motril, Teresa Morales, ha presidido la clausura del curso de “Iniciación al rumano”, el cual dio comienzo el pasado 14 de abril y ha contado con una participación total de 20 personas, en las modalidades infantil y adultos.

Esta actividad se encuadra en el programa “Motril, Ciudad de Integración”, cofinanciado por el Ministerio de Trabajo e Inmigración, la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración y Dirección General de Integración de los Inmigrantes.

Teresa Morales ha manifestado que el Ayuntamiento de Motril “es consciente de la nueva realidad multicultural del municipio, por lo que es responsabilidad de la Institución municipal estimular la convivencia pacífica entre las diferentes culturas, potenciando el respeto a la diversidad cultural como fuente de enriquecimiento social”.

Así, recuerda que la plena integración del inmigrante se plantea como finalidad última de las políticas en materia de migraciones y que, para conseguirla, es fundamental que la cultura de origen sea valorada tanto por la sociedad receptora como por los propios inmigrantes, en un proceso que se caracteriza por un equilibrio entre lo que se conserva de la cultura de procedencia y lo que se toma de la de acogida. “Hacer accesibles elementos que hagan más conocido parte de ese acerbo cultural es una de las contribuciones de estos cursos, a la vez de tender puentes para que las culturas y las lenguas sean un punto de encuentro” - subraya la edil.

“Para que las culturas y sus lenguas sean un punto de encuentro hay que tender puentes entre ellas. La diversidad lingüística es un elemento importante de la diversidad cultural, por lo que se hace necesaria la promoción de los idiomas como herramienta de integración social” –añade.

Y es que son muchos los motrileños que, por razones de índole laboral, familiar o simplemente de vecindad, habían hecho llegar sus peticiones hasta la concejalía de Inmigración para que se facilitara el hecho de poder conocer un poco más la cultura de estos nuevos y numerosos vecinos rumanos. Atendiendo a estas demandas, se puso en marcha esta acción formativa, que ha permitido a los participantes mejorar la expresión oral y escrita de este idioma, conocer y ampliar el vocabulario, adquirir nociones básicas sobre la geografía e historia de Rumanía y adquirir conocimientos sobre sus costumbres y cultura.

Para finalizar, Teresa Morales ha agradecido la acogida y asistencia a los participantes en este curso, entre los que se encontraban niños rumanos, así como profesionales y trabajadores que desempeñan su labor diaria en la atención a estos colectivos.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies