La presentación de “Motril, las huellas del pasado” centra los actos institucionales del Día Internacional del Libro

Su autor, José Luis Lupiáñez, estuvo arropado, en esta ocasión tan especial, por Carlos Rojas y más de doscientos vecinos. En sus páginas, el lector encontrará una sucesión de historias y situaciones pintorescas e insólitas, que retratan con ironía, a veces con mordacidad, el más puro motrileñismo.

El alcalde de Motril, Carlos Rojas, junto a una amplia representación del equipo de Gobierno y más de doscientos vecinos, presidió en la tarde noche de ayer la presentación del libro “Motril, las huellas del pasado”, de José Luis Lupiáñez Mota.

Celebrado en la plaza de la Aurora, escenario que acoge estos días la Feria del Libro de Motril, el acto ha centrado los actos institucionales de la conmemoración, como cada 23 de abril, del Día Internacional del Libro.

Se trata de un libro en cuya edición ha colaborado el Área de Cultura del Ayuntamiento de Motril, y que recoge una selección de 50 relatos en los que se presentan algunas estampas de un Motril más o menos lejano en el recuerdo, con personajes y lugares que evocan la personalidad más genuina de los vecinos.

Carlos Rojas destacó el orgullo que ha supuesto para el Ayuntamiento de Motril colaborar de una forma tan directa en que esta obra literaria vea                                                            la luz, “más aún cuando sus páginas nos introducen en situaciones pintorescas que reflejan el más puro motrileñismo, en historias que todos hemos oído alguna vez de modo popular y que, de no haber sido recogidas de esta forma, probablemente, hubiesen llegado a desaparecer”.

Asimismo, el alcalde de Motril hizo hincapié en el relevante papel con el que, para el equipo de Gobierno, cuenta la educación de los jóvenes, “educación que también se encuentra en la lectura, como el mejor camino para convertirse en ciudadanos preparados, capaces de afrontar con garantías el reto de sustentar responsablemente la sociedad del futuro”.

El autor, José Luis Lupiáñez, por su parte, mostró su “más sincero agradecimiento” al Ayuntamiento de Motril por apoyarle en esta “aventura”, al tiempo que confesó que en ningún momento se planteó escribir los relatos para que vieran la luz. “Esta selección de 50 cuentecillos forman parte de una carpeta donde tengo escritos y acumulados cientos de ellos, y si todo va bien y son del agrado del público, ya pensaremos si publicar los que aún permanecen dormidos”.

Para finalizar, Carlos Rojas puso de manifiesto la importancia de que el Ayuntamiento de Motril haya retomado su labor en la edición de libros, “algo que demuestra nuestra firme apuesta por la literatura y por los autores de nuestra tierra, contribuyendo a enriquecer nuestro patrimonio y a que éste pueda ser disfrutado por los motrileños de hoy y de mañana”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies