Diputación reitera a Almuñecar la posibilidad de volver a recaudar a través de la APAT

El Vicepresidente de Economía ha valorado de “irresponsable” la intención del Ayuntamiento de Almuñecar de privatizar la recaudación municipal para hacer un favor político al PP

El Vicepresidente tercero de la Diputación y diputado de Economía y Hacienda, José María Aponte, ha asegurado que la Diputación tiene las puertas abiertas para que el Ayuntamiento de Almuñecar, ante cualquier cambio de criterio, puede volver a recudar sus tributos a través de la APAT con las mismas condiciones que con cualquier otro municipio y con los criterios establecidos desde 2005 “si legítimamente quieren prestar el servicio por ellos mismos lo respetamos y les apoyaremos técnicamente en todo lo que esté de nuestra mano, pero si reconsideran su postura en ningún caso endureceremos las condiciones para su vuelta al servicio provincial de recaudación” 

Aponte ha insistido en que en todo el proceso de transición hacia la privatización se han dado todas las facilidades desde la APAT “en diciembre de 2008 al ayuntamiento de Almuñecar se le entregó en soporte informático todo lo necesario para que pudiera cobrar todos los recibos domiciliados lo que podría alcanzar una recaudación de 3,400.000 euros. Con posterioridad también se le ha facilitado la cuenta general, la liquidación y el soporte informático de todos los impuestos pendientes de cobros del municipio”

El Vicepresidente Económico de la Diputación ha asegurado que el consistorio sexitano “se embarcó en una aventura sin garantía legal  adjudicando el contrato de recaudación a una empresa privada sin informes del interventor, ni del secretario y con cláusulas manifiestamente ilegales, por lo que ahora el alcalde no puede culpar al resto de instituciones, partidos políticos o a los medios de comunicación, de las consecuencias de una decisión libre y soberana”

José Mª Aponte considera que “la acción demostrada como irresponsable por una decisión judicial tomada por el alcalde de Almuñecar pretendía obedecer una intención claramente política del Partido Popular sexitano que intervino de forma beligerante para que se rescindiera el contrato con la Agencia Provincial de Administración Tributaria (APAT)  con argumentos “tan solidarios” como que Almuñecar  no tenía que pagar las oficinas de la APAT en municipios y comarcas más desfavorecidas de la provincia” 

El diputado ha acusado al presidente de los populares granadinos, Sebastián Pérez, de vender el apoyo del PP para que Almuñecar se saliera de la APAT en beneficio de intereses particulares “”¿como se entiende que el edil Francisco Ledesma se saliera del punto del pleno en el que se debatía el punto de la adjudicación de la recaudación a una empresa privada. Después hemos sabido que el señor Ledesma es el director gerente de la empresa adjudicataria. Todo evidencia que con esta acción se selló un pacto político entre Convergencia Andaluza y el Partido Popular con el que se ha puesto en peligro la estabilidad económica de un municipio al no poder llevar a cabo la recaudación de sus tributos y que añadido a la mala gestión política de su alcalde no tiene liquidez ni para garantizar lo sueldos de sus trabajadores”

“Esta decisión judicial pone de manifiesto graves irregularidades causadas por la actuación de Convergencia andaluza junto con el Partido Popular. Llegadas las cosas a este momento podemos concluir que los servicios públicos son garantía para el ciudadano y para los trabajadores públicos, cuando los servicios funcionan bien como es el caso de la empresa provincial de recaudación, APAT. En el momento en que se priorizan otro tipo de intereses particulares se llega al extremo de que un alcalde tenga que comunicarle a los trabajadores que su ayuntamiento va a entrar en suspensión  de pagos” ha valorado el diputado.

El portavoz socialista en la Diputación de Granada ya advirtió públicamente en el mes de septiembre al PP del peligro que suponía apoyar a Benavides a cambio de prebendas y acusó a Sebastián Pérez de una operación orquestada para desprestigiar los servicios públicos de calidad que presta la Diputación como es el que viene prestando la APAT, precisamente en 2008, el mejor año en la historia en cuanto a recaudación y todo con el único objetivo de dañar políticamente la institución provincial.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies