El Ayuntamiento de Motril concluye la intervención arqueológica del solar de la Iglesia de la Encarnación

Esta excavación ha dado como resultado la documentación de un aljibe datado alrededor del 1540 y de varios suelos relacionados con estos contenedores de líquidos, la localización de una fosa con huesos procedentes, posiblemente, de un cementerio cercano y un enterramiento infantil “in situ” de época cristiana, y la realización de una cata en los muros Norte y Sur, adosado éste a la Torre de la Vela.

El alcalde de Motril, Calos Rojas, ha informado de la conclusión de la intervención arqueológica, realizada entre los días 26 de febrero y 3 de marzo, en el solar contiguo a la Iglesia de la Encarnación, cuyo objetivo ha sido conocer diferentes aspectos, hasta ahora ignorados, de este emblemático edificio de la ciudad.

Según ha indicado Rojas, “con motivo del próximo acometimiento de las obras de rehabilitación del entorno de la Iglesia de la Encarnación, ha sido necesario llevar a cabo previamente esta actuación arqueológica en la zona oeste exterior al templo, actualmente, un solar cerrado, que va a incorporarse al espacio público”. 

Cabe destacar que en esta zona existían a la vista los restos de un aljibe, así como la traza de un muro y un pavimento de ladrillo, por lo que las labores de excavación pretendían centrarse en la localización y estudio de estos restos estructurales emergentes y su secuencia estratigráfica, mediante varios sondeos arqueológicos. Asimismo, se buscaba el estudio de la estratigrafía del muro que cierra el actual solar con la calle Amnistía, completándose la actuación con el estudio de los conjuntos artefactuales, con el objetivo de poder trazar la evolución y transformación de este ámbito de la ciudad.

Finalmente, la excavación arqueológica, formada por Francisca Cardona y María Isabel Campos, de la empresa Antea. Arqueología y Gestión del Territorio S.L., así como por operarios municipales, ha dado como resultados la documentación de un aljibe para agua datado alrededor del año 1540 y varios suelos relacionados con estos contenedores de líquidos. Además, se ha localizado una fosa con huesos procedentes, posiblemente, de un cementerio cercano y un enterramiento infantil “in situ” de época cristiana. De igual modo, tanto en el muro Norte y Sur, adosado este último a la Torre de la Vela, se ha realizado una cata de estratigrafía muraria. 

Para concluir, el alcalde de Motril ha mostrado su satisfacción por los resultados obtenidos, “ya que la recuperación de este espacio es de especial importancia, pues se va a rescatar una perspectiva de la Iglesia poco conocida y de gran interés, ya que, al parecer, desde aquí se accedía originariamente al templo”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies