Diputación moviliza a todos sus efectivos para paliar los efectos del temporal

Trescientas personas se ocupan de la conservación de las carreteras y la lucha contra la nieve
El temporal de lluvia y nieve que sufre la provincia está causando, entre otros efectos, numerosos problemas de tráfico en las carreteras de la Red Provincial. El hielo, la nieve y los desprendimientos complican, a diario, la circulación de vehículos por las vías granadinas y el acceso a un gran número de municipios. Para paliar la situación, la institución provincial ha puesto en marcha un dispositivo especial para la conservación de las carreteras de su titularidad y la lucha contra la nieve.  

El operativo provincial está compuesto por 40 máquinas retroexcavadoras, 40 camiones de apoyo y un equipo humano formado por 300 efectivos, que se encuentran disponibles las 24 horas y realizan las labores propias de la conservación y actuaciones de emergencia durante los temporales de lluvias (limpieza de desprendimientos, calzadas y erosiones). La conservación se lleva a cabo en los 1.200 kilómetros de carreteras bajo titularidad de la Diputación y parte de una sectorización de la provincia en ocho zonas.

El Vicepresidente Cuarto y diputado de Obras y Servicios de la Diputación de Granada, José Entrena, ha valorado hoy la difícil situación meteorológica que atraviesa la provincia afirmando que “desde el pasado 22 de diciembre se han movilizado todos los recursos disponibles y que no se escatiman esfuerzos para normalizar la situación en el menor tiempo posible. La lluvia y la nieve no distinguen días festivos de laborales y nuestros técnicos y operarios trabajan a todas horas”. Entrena considera que la diversidad geográfica provincial y la gran dispersión de la población, repartida en 168 municipios, 9 entidades locales y un sinfín de anejos, complica bastante la actuación de las administraciones y la normalización de los servicios”.  

El diputado de obras y Servicios ha cifrado en 300 el número provisional de incidencias en las carreteras de la Red Provincial durante las últimas horas, de las cuales dos siguen aún cortadas, la GR-3103 que une Granada y Alfacar y la GR-4402 en Huétor Tajar. Los trabajos de mantenimiento de las carreteras son realizados por empresas especializadas, que disponen de los medios adecuados a las necesidades actuales y tienen la posibilidad de ampliarlos.

Entrena ha insistido, además, en los problemas ocasionados por las lluvias en la multitud de caminos rurales de la provincia, en la red de saneamiento de diversos municipios de la Alpujarra, como Cádiar, Ugíjar y Trevelez y en algunas zonas de viviendas-cueva de localidades del norte de la provincia, donde hay riesgo de hundimientos por filtraciones de agua. En todos estos casos, la Diputación ha prestado auxilio técnico a los ayuntamientos afectados.

A partir de esta madrugada la climatología ha vuelto a cambiar y la lluvia ha dado paso a la nieve y el hielo y se han movilizado 14 equipos auxiliares de lucha contra la nieve con motoniveladoras y camiones para transporte y esparcido de sal y un camión especial quitanieves UNIMOG con sede en Guadix, que velarán por la seguridad en las carreteras provinciales.


Por último, el diputado provincial ha querido reivindicar el papel de lo público y agradecer el trabajo realizado por los técnicos de la institución, “muchos de los cuales se han quedado sin vacaciones esta Navidad” y  de los propios alcaldes afectados que “se desviven de día y de noche en solucionar los problemas de sus vecinos”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies